Muchas son las ventajas de la carpintería de aluminio en Getafe, entre ellas su fácil mantenimiento y la multitud de acabados que ofrece. El aluminio, al ser un material que respeta el medio ambiente, precisa de muy bajo coste de producción y es además un material no tóxico y reciclable. Las obras que suelen realizarse con el tratamiento de componentes metálicos resistentes y moldeables son estructuras de cubiertas, ventanas, fachadas flotantes, etc.

Otra característica del aluminio es que no atrae la suciedad y es un material noble, resistente y liviano. La carpintería de aluminio en Getafe engloba al oficio y al producto elaborado por el carpintero, que emplea los metales necesarios para fabricar diferentes elementos de construcción, como puertas y ventanas o también muebles, como sillas y mesas. Gracias a las cualidades aislantes y de confort, la carpintería de aluminio es un sector que está cada vez más en auge y por tanto se emplean con mayor frecuencia materiales como el hierro o el acero y en menor medida el cobre y el bronce. Otras de las construcciones para las que se destina mucho el aluminio es para la construcción de barandillas, toldos, persianas y techos, permitiendo gran versatilidad de formas y colores.

Hoy en día, es fácil encontrar innumerables beneficios en las construcciones de Alulosa, cuya carpintería de aluminio ha revolucionado la decoración del hogar de sus usuarios y el aluminio, al ser un material ideal y metal oxidado, no tiende a futuros desgastes, por lo que es muy duradero frente a radiaciones solares o humedades. Asimismo en la empresa se emplean materiales novedosos como el vidrio, que ofrece un aislamiento acústico extra para la vivienda, además de una funcionalidad y una estética que va un poco más allá de lo habitual.