Dentro de las ventanas de aluminio en Getafe, existen diferentes tipos en función de la apertura de la hoja, pero una de las variedades más demandadas es sin duda alguna la ventana corredera, que en algunos lugares también se puede conocer como deslizante.

Este tipo de ventanas tienen muchas ventajas, pero una de las más evidentes es el ahorro de espacio en el interior de la vivienda. Debido a su apertura lateral que se desplaza sobre unos rieles colocados en la parte superior e inferior, son perfectas tanto para espacios pequeños como para otros de grandes dimensiones y acristalamientos pesados y, al contrario que las ventanas batientes, su hoja no se adentra en el interior de la vivienda, por lo que el espacio interno queda libre para colocar muebles, electrodomésticos, cortinas, etc.

La mayoría de este tipo de ventanas de aluminio en Getafe se combinan con un sistema de rotura de puente térmico, con el objetivo de mejorar el aislamiento tanto térmico y acústico que ofrecen. Además, las ventanas de aluminio son ideales para climas adversos, ya que son una de las opciones más resistentes a las condiciones meteorológicas adversas de frío y lluvia, permitiendo además la instalación de un buen abanico de sistemas de bloqueo por cerradura para mejorar en seguridad.

En el apartado estético, los diferentes perfiles de aluminio siempre dan sensación de modernidad y combinan perfectamente en casi cualquier ambiente. Y en cuanto al mantenimiento y la limpieza, basta con limpiar con un trapo humedecido en agua con jabón neutro, pudiendo desmontar como poco una hoja para facilitar la tarea, así como de la limpieza de los raíles.

¿Te queda alguna duda? ¿Quieres saber más? Cuenta con nuestro equipo de profesionales de Alulosa.