Desde las ventanas de aluminio en Getafe solo tenemos que mirar a nuestro alrededor. Veremos cómo el aluminio es una materia prima fundamental en nuestras vida cotidiana. De ahí la gran importancia estratégica de este elemento (Al) que proviene de la bauxita y cuyo número atómico es el 13 en la tabla periódica de los elementos químicos. Pero ¿quién fue su descubridor? Vamos a verlo.

Para situarnos en el origen del descubrimiento del aluminio, hemos de retroceder hasta su alquimia, en el año 1809, cuando fue identificado y clasificado gracias a los avances en la electrolisis. Posteriormente, en 1825 se lograron aislar por ese mismo método unas primeras muestras de metal. Su total aislamiento vendría dos años más tarde gracias a la electroquímica. Los avances científicos han posibilitado que el aluminio se nos muestre como un verdadero dandy entre los metales por su capacidad de interrelación y su amplia dimensión estética.

Su desarrollo en las aleaciones con otros metales nos procura nuevos materiales, más resistentes y flexibles, lo cual nos facilita su manufactura y diseño, y nos garantiza su durabilidad, como las ventanas de aluminio en Getafe o los nuevos espacios públicos y privados, como pérgolas, fachadas inteligentes o mástiles solares. Es un material renovable y duradero, extensamente usado en la industria y la carpintería metálica por su gran flexibilidad y su capacidad de adaptarse a los espacios interiores y exteriores muy fácilmente.

Al describir lo esencial sobre la alquimia, producción y futuro del aluminio, se aprecia cómo este versátil metal va a seguir formando parte de nuestra vida. En Alulosa contamos con la experiencia y conocimientos adecuados para atenderte profesional y técnicamente con total garantía de éxito en tus proyectos. Te escuchamos y asesoramos sobre nuestros servicios y te ofrecemos las soluciones para tu espacio; no lo dudes y llámanos.